Un poco de mi….

Mi nombre es Rosa y sí, no te tengo en facebook lo mas probable es que no nos conocemos. Pero, incluso si estoy en la lista de amigos de tu facebook probablemente sí me llegases a ver por la calle no me reconocerías sin todo el maquillaje que uso en mis fotos. Soy mas falsa que las kardashians , pero al menos ellas tiene dinero para pagar por un trasero de silicona y así hacer incluso mas dinero. Por otra parte para mi , mi belleza se queda en una fotografía de facebook u otra red social. Tengo que ir con mi cara demacrada llena de granos y ojeras a hacer las compras cuando prefiero dormir dos horas mas que levantarme temprano a hacerme un bonito maquillaje.

Estoy tan vieja que ya no piden mi identificación para tomar, pero tan joven como para seguir usando mi edad de excusa cuando cometo decisiones estúpidas. Por ejemplo cuando le cuento mis secretos a una amiga, y ella va por el mundo contándoselo a quien se encuentre. Pero me gusta pensar que todos ,sin importar la edad hacemos cosas estúpidas.. me lo digo siempre , para hacerme sentir mejor,es mi mantra favorita.

Bueno me “case” y uso las comillas , porque soy hispana y sabes que nosotros decimos que estamos casados cuando en realidad solo vivimos en la misma casa que nuestra pareja. Cada día soporto su silencio mientras él soporta mis ruidos , mejor dicho mis historias sin final.. y ni te cuento como le toca soportar mis locuras. El pobre de premio le toco la chica que lidia con un millón de demonios que solo viven en su cabeza.

Así , que decidimos no casarnos para no pasar por toda la tragedia de planear una boda , pagar por la comida de nuestros amigos y su borrachera de la noche, tener que lidiar donde sentar los invitados porque mi amiga Juliana no le cae bien mi amiga Rebeca, toca soportar todo eso para que solo así nos den su bendición y el regalo mas barato que pueden encontrar. Nosotros decidimos aceptar sus regalos, y ellos siguen esperando la fiesta.

Luego de mudarme a su casa, mejor dicho a su habitación, ya que en aquel entonces compartía casa con su jefe. Recuerdo sentir miedo de el,incluso cuando el no me había hecho nada malo para ocasionarme ese miedo. La verdad es que no era su culpa , era la figura de hombre que vivía en mi inconsciente.

Una mañana , salio para su trabajo y yo como toda buena ama de casa empece a limpiar y lavar su ropa. No se que hice mal pero termine quemando una de sus cobijas, estaba aterrorizada cuando mire lo que le paso a su sabana. Estaba muriendo de miedo, no era vergüenza o pena era un miedo genuino por qué no sabia como iba reaccionar. El único escenario posible en mi cabeza , era él gritando insultos de como puedo ser tan estúpida y quemar su sabanas , así ende terminar con unos cuantos golpes.

Cuando llegó a casa , saque el coraje de decirle lo que ocasione mientras lo narraba mis manos temblaban, mi respiración se aceleraba y podía sentirlos los latidos de mi corazón. Ahí me encontraba parada frente a él, tratando de encontrar las palabras correctas para justificar mi error. Yo solo esperaba escuchar las típicas frases “no sirves para nada”,”todo lo haces mal” , “Ni siquiera tienes dinero para pagar por esto”. No se sí miro el terror en mi mirada o le dio lastima en el estado que me encontraba. No sé que fue lo que cause en él, pero se acerco a mi ,me miro a los ojos y dijo : esta bien,amor no pasa, luego salimos y compramos otra. Me sentía confundida,no sabia que hacer ni que decir.

No sé, cuando mi inconsistente guardo que al cometer un error, tenia que ser humillada y tratada como basura y que los hombres dominan a las mujeres. Creciendo me enseñaron que los hombre son la cabeza de la casa, se tratan con respeto incluso cuando se equivocan.

Crecí escuchando a la sociedad decir , “los hombre violan a las mujeres por su forma de vestir y salir tarde a casa”.Nunca te quedes a solas con un hombre si tu intención no es tener sexo, porque si entras a su habitación le das le mensaje que te quieres acostar con el, una vez en su cuarto no hay forma de cambiar de opinión.

Crecí observando que los hombre son infieles e incluso pueden golpear a sus esposas, llegue a creer que eso era completamente normal y que perdonar esas ofensas es parte de la lucha de mantener el amor.

Los hombres no limpian, tienen amantes y humillan a sus mujeres , lo que me entristece es que muchas de esas mujeres que mire en esas relaciones toxicas mientras crecía, aun siguen con su esposos y no intentan salir de esa relación , buscar un mejor futuro solas. Me dificulta comprender el por qué , pero se que hay un psicología extensa para justificar a su maltratado, pensar que esa vida es la merecen, y que así es como se vive el verdadero amor.

Ahora que me encuentro en una relación diferente a esas, está relación me enseño que es el verdadero amor, amarme mas y tener la libertad de expresar mis sentimientos.

Hace seis años escape de mi casa, muchos pesaron que me escape como mi novio como todas las adolescentes de mi edad , pero no fue asi. Esos chismes estaban muy lejos de la realidad. No me arrepiento de haberlo hecho, pero me arrepiento de la forma que salí de la casa de mis padres aquel miércoles por la mañana. Sin un adiós, sin un abrazo. Como muchas veces fui victima de mis impulsos e inmadureces, sufrí las consecuencias de mis decisiones . Aprendí que la gente es mala, existe mucha maldad en algunos corazones, las personas te pueden hacer daño sin ni-siquiera conocerte. Pasar tres fronteras, dormir en el piso, no comer mas de una vez al día y sufrir maltratos me enseño que soy mas fuerte de lo que pienso. Después del trauma de un secuestro y planificar un escape, te aseguro que nada en esta vida me puede detener. Llegar a un país donde no conocía como se vivía , y escuchar un idioma desconocido me enseño que soy muy inteligente aprendiendo, puedo aprender lo que yo me apetezca y considere digno de mi atención.

Aún vivo con rencores de no escuchar a las personas pedirme perdón, pero estoy aprendiendo el arte de olvidar las heridas causadas por el odio, sin haber escuchado esa palabra que puede ayudar a cerrar ciclos.Que difícil para algunos dejar el orgullo y aceptar sus errores. Pero no dejo que eso me detenga de seguir viviendo y buscando la felicidad en la cara de mis hijas, y ver como se sorprenden de algo tan insignificante para mi , pero tan valiosos para ellas.

He aprendido que la vida es como una rosa , la vida puede ser suave como un pétalo ,pero también puede lastimarte con sus espinas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: